Los días previos a una mudanza están llenos de preparativos. Éstos se agilizan en gran manera cuando contratas los servicios de una empresa de mudanzas, pero aun así, siempre quedan ciertos preparativos indispensables.

Aproximadamente 10 o 12 días antes de la mudanza, deberías avisar a la empresa que te va a generar el traslado, para hacer el contrato y ultimar los detalles sobre el proceso. Aquí aprovecho para un anuncio breve:

«Si contratas tu mudanza con DYH Multiservicios con 30 días de antelación, te regalamos un 5% de descuento en tu presupuesto…» Lo bueno hay que compartirlo siempre.

Nuestro segundo paso podría ser cambiar la dirección postal de todas aquellas correspondencias que recibimos asiduamente, aunque si nos manejamos bien en la esfera electrónica, hoy día la mayoría de la correspondencia se puede recibir por correo electrónico, o en nuestras plataformas de gestión de cuentas (para el banco, la luz, el gas, etc.) ahorrando también en papel y cuidando el medio ambiente.

Como hemos comentado en otro artículo anterior, una mudanza puede ser un gran momento para hacer limpieza y deshacernos de aquellas cosas que no utilizamos. Estos enseres pueden ser donados o vendidos en tiendas de segunda mano, lo cual aligerará de entrada el llenado de las cajas de la mudanza.

Parecerá una tontería, pero gastar todos los alimentos del congelador y la nevera durante los días previos a la mudanza es un gran consejo. Ni os imagináis lo difícil que es comerse todo el día de antes… Sí, me pasó una vez en una mudanza repentina e inesperada.

De la misma forma, puedes aprovechar para ir gastando los productos tóxicos (lejía, amoniaco, agua fuerte, etc.) o trasladarlos en tu coche a la nueva casa para usarlos en la limpieza previa, pero no es recomendable poner en el camión de mudanzas con el resto de enseres, productos químicos.

El día de antes de la mudanza, recordar desconectar la nevera y el arcón congelador (si se tuviera).
Son algunos consejos muy sencillos, pero en el momento de organizar tantos detalles, se olvidan fácilmente.