Existen unos trámites que no debes olvidar cuando te mudas de casa. Si bien lo ideal es contratar a una empresa profesional de mudanzas para que te ayude con todo el traslado, en este caso existen un par de pasos que debes dar tú mismo, y no son complicados, aunque sí un poco pesados.

 

Avisar a tus familiares y amigos

Por supuesto era de esperar, tus familiares y amigos deberían enterarse de que te has mudado de vivienda (si es que quieres conservar los lazos…) Puedes hacer una fiesta de inauguración de tu nueva casa una vez que estés instalado, es una forma bonita de empezar con buen pie en la nueva casa y celebrar un cambio que seguro, será para mejor.

Baja de suministros de la casa que dejas vacía, (luz, gas y agua)

Causar la baja de los suministros contratados en la vivienda que dejas es lo primordial. Es importante que recuerdes dejar todas tus cuentas saldadas para que el siguiente inquilino no encuentre sorpresas desagradables.

Alta de suministros en la nueva vivienda, (luz, gas y agua)

Dar de alta los suministros en la nueva casa. Siempre que tenemos que tratar con empresas de gas y luz, sobre todo, es un follón. Normalmente piden que abones los costes de los contadores, fianzas, y otros extras como seguros o paquetes innecesarios. Digamos que tratarán siempre de aprovecharse de tus necesidades, así que si no quieres pagar por servicios inútiles, infórmate bien de los trámites que debes realizar y de cuál es el servicio mínimo imprescindible.

Internet y teléfono fijo

Puede ser un momento interesante para conseguir alguna mejora en tu tarifa de internet y telefonía, presionar un poco a la compañía para que te consiga mejoras o menor precio, total, tienes que hacer cambios sí o sí, ¿por pedir? Que no quede…

Avisar en tu empresa

Avisar a tu jefe de que vas a cambiar de domicilio, a ser posible con varias semanas de antelación, no sólo porque es necesario para que tu empresa esté al corriente de tu nueva dirección, sino también porque podrás solicitar algún día libre para tu mudanza.

Avisar a la DGT

A nadie le gusta recibir multas, eso está claro, pero es peor no enterarse de que las tienes para poder abonarlas con descuento o recurrirlas. Es muy importante avisar de tu cambio de domicilio para que las notificaciones te lleguen a la dirección correcta.

Avisar a tu banco

¿Cuántas cartas habré recibido de los inquilinos anteriores? Si no cambias la dirección en tu banco, tus notificaciones bancarias, y cosas importantes como nuevas tarjetas de pago llegarán a la dirección antigua y las perderás.

Cambiar la dirección de tus suscripciones

Muchos de nosotros recibimos catálogos que nos gustan por correo ordinario, revistas y otras notificaciones y ofertas. Es importante que cambies esta información si no quieres perder tus catálogos, revistas y ofertas.

Recordar actualizar tu dirección de entrega cuando pidas productos en internet.

Las compras en internet crecen y crecen, compramos mucho vía online. Normalmente ya tenemos predeterminada la información de envío y facturación y es vital recordar cambiar estos datos para que nos lleguen los productos a nuestra nueva residencia.