¿Quién no ha soñado alguna vez con vivir en una casa ideal? ¿Por qué soñar cuando podríamos convertirlo en realidad?

Una reforma integral de nuestro hogar puede resultar algo abrumadora, pero contando con la ayuda de profesionales altamente preparados y de confianza no hay de qué preocuparse.

Renovar, actualizar y embellecer nuestra vivienda es un paso importante que puede tener un resultado maravilloso; mayores comodidades, espacios mejor aprovechados, muebles más prácticos (quizá hechos a medida), decoración con colores y tonalidades relajantes que aporten mayor luminosidad, instalación de aislantes contra el sonido las vibraciones y las temperaturas… Las opciones son infinitas.

reformar

Iniciar los pasos para vivir mejor no es complicado, siempre que puedas contar con la ayuda de una buena empresa, para lo cual yo os recomiendo personalmente DYH Multiservicios, porque como hija de empresario de la construcción, he tenido el placer de trabajar en este sector y de conocer los entresijos del mismo. Es importante dar con un buen grupo de profesionales, que puedan ayudarte a optimizar los espacios de tu hogar incluso desde el primer boceto hecho a lápiz y papel.

Solicitar presupuesto no conlleva compromisos y puede resultarte muy útil para decidirte entre varias opciones, como entre qué materiales escoger, por ejemplo, si parqué o losa, si pintura o papel estampado, si ventanas oscilobatientes u otro tipo, etc.

reformar

Algunos consejos interesantes al pensar en una reforma:

  • Contar con una buena empresa de construcción y reformas que ofrezcan un servicio integral.
  • Tener las ideas muy claras desde el principio, conociendo tus necesidades particulares, ¿tengo abuelos o niños en casa? ¿necesito un dormitorio con ropero empotrado? ¿Necesito bañera o plato de ducha? ¿quiero poner puertas correderas…?
  • Delinear diferentes distribuciones para escoger la que más te guste y la que mejor se adapte a tus circunstancias.
  • Solicitar varios presupuestos a tu empresa de confianza, según tus necesidades, al menos para dos distribuciones distintas. En este punto, te recomiendo hacerlo con tu empresa de confianza y no fiarte de otros que te ofrezcan presupuestos mucho más bajos. Por experiencia te diré que cuando los presupuestos son excesivamente pequeños, los materiales también son de mucha menor calidad y/o se paga mal a los trabajadores.
  • Papeleo, siempre en orden. Si vas a realizar una reforma a lo grande, con cambios estructurales necesitarás solicitar un permiso de obras en el ayuntamiento y deberás hacerlo con un par de meses de antelación por lo menos. Esto no es necesario para pequeños cambios como actualizar la pintura del hogar. Pregúntale todas tus dudas al profesional en reformas que has contratado.
  • Una empresa en condiciones además puede ofrecerte un contrato o ciertas garantías si las necesitas, como facturas, por ejemplo.

Ya sólo te queda… ¡Disfrutar de tu nueva casa! Y créeme, merece la pena pasar por una reforma. Se vive mucho mejor a gusto con tu morada.

reformar