En algunas ocasiones, confundimos el uso y propósito de un guardamuebles con el de un trastero. Sin embargo, hay grandes diferencias.

El guardamuebles es un espacio de grandes dimensiones, con suficiente espacio para alojar todos los muebles de un piso mediano, mientras que el trastero es pequeño y apenas cabe algún que otro mueble pequeño.

luggage-638376_960_720

Además, estos grandes centros de almacenaje, están protegidos con cámaras de seguridad y/o personas físicas que se encargan de velar por las instalaciones, poseen alarmas contra robo y un sistema contra incendios. También el cliente debe emplear unos códigos de seguridad o una llave para poder acceder al lugar.

El trastero por otra parte, no posee tantos sistemas de seguridad, si acaso, contra incendios y una simple llave para acceder a él.

Por lo tanto, el guardamuebles es el rey del almacenaje, útil para preservar muebles de grandes dimensiones y gran valor económico o sentimental. Objetos tales como lámparas, vajillas, juego de cristalería y cuberterías de alto valor, cuadros, esculturas, material de oficina, ordenadores, equipos de música, televisores, ropa valiosa, instrumentos musicales, bicicletas, etc.

lounge-111603_960_720

Lo que no debes guardar jamás son productos químicos o inflamables, como combustible, y otros productos peligrosos como los herbicidas y pesticidas.

Tampoco debes guardar alimentos o productos que se estropeen con el paso del tiempo y puedan dar lugar a malos olores, plagas de insectos o roedores.

¿Cómo almacenamos nuestros enseres?

Recomendamos envolver los muebles en sábanas viejas u otras telas, a ser posible de algodón y de color blanco. A continuación se sujetan con cuerdas y se atan delicadamente para atrapar la tela contra el mueble. Esta tela absorberá cualquier resquicio de humedad en el ambiente, protegiendo la madera.

Los instrumentos musicales deben guardarse dentro de estuches o cajas preparadas exclusivamente para ellos.

Las vajillas, cristalerías y cuberterías deben almacenarse en cajas bien acolchadas con plástico de burbujas, cada elemento separado y envuelto individualmente para mayor protección.

builds-982590_960_720

Lámparas y espejos, son elementos muy frágiles. Deben ser envueltos en plástico de burbujas y cartón.

Todos los elementos frágiles deben ser etiquetados con la palabra “Muy frágil”.

La ropa puede colocarse en perchas que cuelguen verticalmente de un “burro” o perchero, protegido completamente por un plástico. En el interior, acompañando a la ropa, se recomienda colocar productos contra polillas y absorbentes de humedad.