¿A quién no le gustaría poder disfrutar de un baño burbujeante y cálido todos los días?

Aquellos que hemos tenido la oportunidad de probar y disfrutar estos placeres terrenales soñamos con poder tener algún día nuestro propio lugar de asueto y distracción en casa.

Los requerimientos para poder instalar una “bañera” -Si se le puede llamar bañera- de estas características, serían:

  • Una superficie amplia, con suficiente espacio.
  • Un lugar bien ventilado, que dé al exterior.
  • Si es en un lugar cerrado, pintura especial anti-humedades y anti-moho en las paredes.
  • Estructura de la construcción fuerte y segura, capaz de soportar el peso de los litros de agua que va a albergar el jacuzzi.
  • Disposición para realizar los mantenimientos de agua pertinentes (cuidado del pH, calidad del agua), igual que si se tratara de una piscina, ya que siempre estará lleno de agua.
  • Escoger un jacuzzi de buena calidad, y si los acabados son en madera, que ésta esté tratada especialmente para aguantar calor y humedad.
  • Contar con un cobertor a medida para proteger el jacuzzi por si no lo vamos a usar en unos días. Así quedará protegido del polvo y la suciedad.

La buena noticia es que existen diferentes tamaños y formas de presentación; para dos personas, para cuatro, para seis, para ocho, etc. De forma redonda, cuadrada, oval, riñón, etc. Por lo que se puede adaptar a las características y necesidades espaciales y arquitectónicas de tu hogar.

Hay que tener en cuenta, que no todo son alegrías, y que requiere unos cuidados especiales, como sucede en el caso de las piscinas.

Al generar tal cantidad de vapor de agua, es necesario tener un sistema de ventilación potente, con salida al exterior para evitar que se formen mohos en las paredes y superficies de la habitación.

Muchos usuarios colocan sus jacuzzis en el jardín. Esto facilita en gran manera las cosas y soluciona el problema de las humedades.

Debemos cuidar el pH y hacer test para controlar la proliferación bacteriana.

Las calidades de estos productos para baño y relax son variables y cuanto mejores sean los acabados, más rendimiento y durabilidad nos ofrecerán.

Para los que vivimos en pisos pequeños, sin posibilidades de instalar una de estas maravillas, existen soluciones similares (aunque no tan geniales), como las columnas de hidromasaje, que se instalan en la misma ducha y son un buen sustituto, para no quedarnos con las ganas.

No olvides contar con la ayuda de buenos profesionales para instalar tu súper-jacuzzi en casa, así quedará perfectamente ubicado y sin sorpresas…