Los suelos de terrazo y de mármol pueden ser rehabilitados. Si los suelos de tu casa o de tu local han perdido su brillo original y/o presentan arañazos típicos por el arrastre de objetos, es posible recuperar su lustre inicial.