A pesar de que no se han elaborado estudios significativos acerca de qué puesto ocupan las mudanzas en nuestra escala de sucesos estresantes, es evidente que una mudanza supone “tener los nervios de punta” durante el proceso de cambio de vivienda.

La cosa se complica aún más cuando el traslado es entre ciudades distintas o diferentes países. Pero, ¿por qué nos causa tanto nerviosismo? Tanto para niños como adultos, la idea de dejar nuestra amada casa es un shock. Los pequeños piensan si podrán llevarse consigo a sus amigos de siempre, y los adultos en si todos sus enseres llegarán a su destino de una sola pieza, entre otras muchas preocupaciones.

Por suerte o por desgracia, sé de lo que hablo por experiencia propia, mudarse es complicado. Me he mudado en tantas ocasiones que ya no soy capaz de enumerarlas, por lo que puedo contaros algunos secretos que mantenía guardados respecto a este tema; es difícil mantener la calma, aunque no imposible.

cartons-269793_960_720

El mejor de los secretos no es tan secreto: ayuda profesional. Nadie me hizo sentir mayor tranquilidad y descanso como contratar una empresa de mudanzas. Fue difícil confiar al principio, y más después de los timos que se ven por ahí, en los que la supuesta “empresa” desaparece con tus cosas y aparecen semanas después en un mercadillo de segunda mano.

El caso es que hay compañías de confianza, en las que puedes depositar tus nervios y peticiones, porque ellos sí cuidarán de lo tuyo y lo llevarán a buen puerto.

Logo DYH Retina

El otro secreto es igual de importante, la organización y el factor tiempo.

Cuanto mejor organices tus recursos y la forma de emplearlos a la hora de hacer los preparativos previos al traslado, mayor tranquilidad tendrás. Hacerlo con tiempo es importante.

Ni os imagináis lo mal que lo pasé aquella vez que mi casera me dijo “mañana te tienes que ir porque no puedo mantener más el piso…” Oh Dios mío.

También para estos apuros están los profesionales.

El tercer y último consejo es primordial: sosegarse y no hacer una montaña de un grano de arena, mente positiva. Pensar que los cambios son buenos y traerán nuevos aires de frescura a nuestras vidas puede suponer la diferencia definitiva para afrontar tu mudanza sin la horrorosa compañía del estrés…

yoga-1812695_960_720