A continuación detallamos algunos consejos útiles para que tu parquet perdure brillante y bonito durante muchos años:

1.La exposición directa y constante de los rayos de sol puede dañar este material restándole brillo y alterando su color original. El uso de cortinas para neutralizar esta luz directa en exceso puede ser una buena solución para prevenirlo.

2.La humedad es la otra gran enemiga del parquet. Mojarlo constantemente puede hacer que se deforme, se combe o se hinche. Si se moja en exceso debe ser secado cuanto antes para que no acceda a las capas más profundas.

3.Arena, tierra y/o polvo son agentes de desgaste y erosión que se pueden minimizar dejando el calzado en un zapatero en hall de la casa y protegiendo la entrada con un felpudo.

4.El arrastre de muebles y objetos por el suelo, así como el uso de tacones pueden causar desperfectos tales como arañazos. Calzar los muebles con fieltros es una solución ideal.

5.Lijar y barnizar el parquet cada 10 años aproximadamente podría ser la mejor opción para renovarlo y darle vida si llegado ese tiempo hubiera perdido ya bastante lustre.