Una de las partes más importantes de una mudanza es el embalaje de los enseres. Empaquetar los objetos a transportar de forma correcta facilitará en gran manera el proceso de carga y descarga de los bultos, así como la posterior organización en el nuevo emplazamiento al desenvolver todas las cajas.

 

Te enseñamos estos 10 súper consejos para un embalaje perfecto:

1 Comenzar embalando en primer lugar las cosas que no utilizas, como la ropa y el calzado de otras temporadas, la vajilla buena, los adornos del salón, etc.

 

shoes-1737474_960_720

 

2 Comenzar embalando en primer lugar las cosas que no utilizas, como la ropa y el calzado de otras temporadas, la vajilla buena, los adornos del salón, etc. Para mi última mudanza, usé un truquito que me resultó de mucha utilidad para embalar la ropa y que ocupara poco espacio: las bolsas de vacío. Eso sí, os recomiendo que las compréis de buena calidad porque merece la pena. Compré 8 bolsas grandes, donde metí absolutamente toda la ropa de dos adultos (de todas las temporadas) y ocupó menos de la mitad del espacio que hubieran ocupado en cajas.

pack-de-5-bolsas-al-vacio-ahorra-espacio-en-tu-closet-992311-mlc20519444120_122015-f

3 Algunos muebles no se desmontan, como las mesitas de noche o las cómodas, donde puedes guardar multitud de cosas no frágiles, como sábanas, edredones, cojines, colchas, etc. Aprovechando así los cajones.

 

love-115878_960_720

4 Hazte con cajas, muchas cajas. Yo tenía al panadero frito. Durante un mes y medio (antes de la mudanza) pasaba todos los días a comprar pan y me llevaba alguna caja. Fueron muy útiles una vez reforzadas con cinta adhesiva por abajo, ya que conseguí que el 90% de las cajas fueran todas iguales, por lo que se apilan mejor.

cardboard-467816_960_720

 

5 El material que uses para embalar es muy importante. Puedes conseguir rollos enormes de plástico de burbujas en tiendas online, a muy buen precio. Esto es ideal para liar cosas delicadas, como la vajilla, objetos decorativos, electrodomésticos pequeños, etc. Necesitarás muchos rollos de cinta adhesiva, quizá 10 o más. Los mejores son esos anchos de cinta transparente, y adquirirlos de calidad, ya que reforzarán las cajas. Otro material que puedes aprovechar y es gratuito son los panfletos o revistas de publicidad de los comercios. Siempre llegan al buzón de casa… Puedes aprovecharlos para hacer pelotitas y rellenar huecos libres en las cajas, estas bolas harán que los objetos no bailen dentro de las cajas.

bubble-wrap-298777_960_720

 

6 Organizar las cajas por habitaciones e incluso por muebles es otro detalle que te ayudará muchísimo para el posterior desembalaje en la nueva casa. Yo coloqué los nombres de las habitaciones en cada caja e incluso el mueble en el que se encuentran esos objetos y marqué un código numérico para los muebles. También puse si era o no frágil y una pequeña reseña sobre qué contenía. Aunque suele pasar que tras una mudanza aprovechas para darle un nuevo toque a las habitaciones reorganizando los objetos, lo cual es divertido también.

 

bicycle-1209845_960_720

7 El peso de las cajas es otro tema a tener muy en cuenta, sobre todo a la hora de guardar libros. Lo ideal es que la caja no supere los 15-20 kg de peso, para ello puedes terminar de rellenarlas con mantas, sábanas, cojines, los peluches de los niños, cualquier cosa más liviana que amortigüe y rellene el espacio.

 

weight-71113_960_720

8 Para embalar los alimentos, tendrás que ir deshaciéndote de los productos congelados y consumirlos antes de que llegue el día de la mudanza, porque ésta llevará más horas de lo que estos alimentos pueden aguantar fuera del frío. El resto de los productos puedes ponerlos en una caja normal. Yo elijo siempre cajas de panaderías porque han llevado pan congelado, por lo que están muy limpias. Puedes forrar la caja por dentro con papel o plástico limpio si te da reparo, pero en principio no hay problema.

banana-split-1622655_960_720

9 Para los artículos grandes y muy delicados como espejos, instrumentos de música como pianos, mesas de mármol o cristal, etc. Es recomendable pedir consejo a tu empresa de mudanzas y si no la tienes, valorar la posibilidad de contratar el servicio profesional. Os digo tras muchas mudanzas caseras (hechas por mi misma) que no hay nada como contratar un servicio profesional. Ellos saben cómo proteger y transportar este tipo de enseres delicados, a mí me da mucha confianza.

piano-1560580_960_720

10 Para terminar, lo primordial: el embalaje de los documentos importantes del hogar: contratos de trabajo, escrituras de la vivienda o contrato de alquiler, títulos de estudios, papeles médicos, pasaportes, declaraciones de la renta, etc. Deben ser guardados en una misma caja todos juntos y situarlos lejos de las demás cajas, e incluso como ocupan poco espacio por lo general, yo suelo transportarlos conmigo en mi coche, no porque no confíe en mi empresa de mudanzas, sino porque me gusta tener estas cosas siempre a mano y saber dónde están en todo momento.

important-1705212_960_720

 

¡Pues espero que estos consejos te hayan resultado útiles! Si te ha gustado síguenos cada semana para leer más.