Podrían parecer consejos fútiles o simplistas, pero realmente son muy prácticos si quieres que tu nueva vida empiece con buen pie en la nueva casa.

1.Cambiar la cerradura. Puede parecer algo muy lógico, pero puede olvidársenos con facilidad. La seguridad es lo más importante, ¿no creéis?

2.Limpiar la nueva vivienda antes de llevar todos los enseres de la mudanza. Limpiar una vivienda llena de cajas es tarea imposible. Limpiar a fondo el baño es imprescindible, ya que suele ser la parte más sucia de la casa y con mayor proliferación de bacterias (además de la cocina).

3.Si deseas pintar el piso nuevo, hazlo también unos días antes de mudarte para tener todo el espacio libre y que la pintura seque correctamente. A veces la prisa nos hace caer en este pequeño error de llevar todo a la nueva vivienda y empezar a vivir en ella para pintarla más tarde. Te expones a pillar una buena intoxicación por respirar toda esa pintura.

4.Hacer fotografías y un informe sobre desperfectos de la nueva vivienda. Sobre todo si vas a vivir de alquiler, ya que el día que dejes ese piso, los dueños te podrían exigir que los arregles tú de tu bolsillo pensando que los has hecho mientras vivías allí. Probar todas las persianas, revisar los taladros de los azulejos del baño y la cocina, posibles desconchones de pintura, que todas las llaves de la calefacción funcionan…

5.Llevar en primer lugar todos los accesorios y productos de limpieza necesarios: cubo, fregona, escoba, aspiradora, recogedor, papel de cocina, paños de cocina, desinfectantes, detergente friegasuelos, espray anti-insectos, trampas para cucarachas, etc. Y algo aún más importante: papel higiénico y toallas para el baño.

6.El día de la limpieza previa también puede ser el día de instalar los básicos de la casa, como las cortinas del baño, fijaciones para perchas de ducha, etc.

7.Revisar todas las bombillas de la casa antes de ir a vivir en ella. En una de mis últimas mudanzas, recuerdo que solo funcionaba una bombilla en todo el piso…

8.Tener localizadas y a mano las cajas de enseres básicos, como ropa de cama, neceser personal (con cepillo de dientes, etc). Será lo primero que utilices.

9.Llevar agua y comida preparada. El día que dedicamos a limpiar, pintar e instalar los utensilios básicos previos a la mudanza pasaremos muchas horas allí y sin nevera o elementos para cocinar. Si no quieres pasar hambre o sed, lleva algo preparado para la ocasión.

10.Música para trabajar. Si vas a pasar muchas horas allí dejando la casa como una patena lleva unos altavoces o un reproductor de música para que el tiempo pase volando.